Archive | octubre 2011

Reutilización de aguas residuales depuradas

Como ya se sabe el agua es un elemento indispensable para la existencia de vida en nuestro planeta, por ello nuestro objetivo primordial debería ser contribuir a fomentar las nuevas iniciativas en materia de 
conservación medioambiental, potenciando técnicas para conservar un bien tan preciado como es este.

Nos encontramos en una zona geográfica con un amplio sector industrial, el cual utiliza diariamente cantidades importantes de agua, por eso la reutilización de esta agua produciría una serie de ventajas para el medio ambiente.

En los últimos años el volumen total de aguas residuales tratadas ha aumentado considerablemente, ya que las aguas depuradas han pasado de ser un desecho a considerarse un recurso con una rentabilidad social bastante reconocida siendo muy habitual dar un nuevo uso a estas aguas aplicando lo que se llama la reutilización.

Con el Real Decreto 1620/2007, el consejo de ministros aprobóun régimen jurídico sobre la reutilización de aguas depuradas, el cual establece mecanismos legales que permiten disponer de agua residual depurada como recurso alternativo, a la vez que impulsa planes de reutilización y del uso eficiente del recurso hídrico.

En este Real Decreto aparece el concepto de agua regenerada que son aguas residuales depuradas que han sido sometidas a un proceso de tratamiento adicional o complementario que permite adecuar su calidad al uso al que se destinan.

Uno de los aspectos más destacados de este Real Decreto es que la reutilización de las aguas procedentes de un aprovechamiento requerirá de concesión administrativa a la vez que establece criterios claros de calidad exigida al agua regenerada para cada tipo de uso y procedimiento de vigilancia y control sanitarios de la calidad del agua regenerada.

Es importante destacar que en esta ley se creó para regular los vertidos de agua fuera de las industrias y a la salida de las EDARU, es decir, para empresas y organismos que dispongan de una autorización de vertido. Por lo tanto, no contempla, la reutilización del agua dentro de una misma empresa.

Anuncios

La Giardia Lamblia

Aunque el agua hace posible un medio ambiente saludable, paradójicamente a nivel mundial gran parte de las enfermedades infecciosas y parasitarias gastrointestinales se deben al uso y consumo de agua contaminada, considerada como uno de los principales vehículos involucrados en la trasmisión de bacterias, virus o parásitos.
En las últimas décadas, la Giardia Lamblia se ha reconocido como una de las causas más comunes de la enfermedad transmitida por este recurso en los seres humanos encontrándose inicialmente en Estados Unidos.
La Giardia es un parásito que vive en el intestino de las personas y los animales y puede transmitirse a través del contacto oral-fecal y a través de agua contaminada por las heces. La infección generalmente comienza con la ingestión de los quistes de Giardia a la que se sigue la eclosión y liberación de los esquistocitos en los tramos altos del intestino delgado. Este parásito es más predominante en los países en desarrollo donde las infecciones están relacionadas con un pobre control de calidad del agua. Hoy en día han ocurrido ya brotes de Giardia en España.
Algunos estudios realizados en nuestro país muestran que mientras en la actualidad la mayoría de las protozoosis intestinales se encuentran en una franja de regresión, la giardiasis se mantiene con prevalencias relativamente altas.
El Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero tiene por objeto establecer los criterios sanitarios que deben cumplir las aguas de consumo humano y las instalaciones que permiten su suministro desde la captación hasta el grifo del consumidor y el control de éstas, garantizando su salubridad, calidad y limpieza, con el fin de cualquier tipo de contaminación de las aguas.
Los criterios de calidad del agua de consumo humano se aplican a todas aquellas aguas que, independientemente de su origen y del tratamiento de potabilización que reciban, se utilicen en la industria alimentaria o se suministren a través de redes de distribución públicas, depósitos o cisternas.
Es bastante llamativo que la Giardia hoy en día, todavía no sea un parámetro a contemplar en dicha normativa relacionada con la calidad del agua, ya que en Estados Unidos dicho parámetro queda ya regulado. Por tanto, por todo lo expuesto anteriormente, se cree necesario la necesidad de regular dicho parámetro para poder asegurar un alto nivel de protección de la salud a toda la sociedad.
A %d blogueros les gusta esto: