Archive | marzo 2011

Canon de saneamiento

Al parecer uno de los principales problemas en nuestra Comunidad es el mal uso del agua, incidiendo en muchos casos en su calidad. 

Costumbres irresponsables han hecho que afecten de manera grave al consumo del agua y por tanto que se generen pérdidas de este elemento y a su vez, pérdida de dinero.

De ahí la necesidad de tomar medidas en relación con el saneamiento. El canon de saneamiento es un tributo de la Generalitat, creado por la Ley 2/1992, de 26 de marzo, de Saneamiento de las Aguas Residuales, cuya recaudación se destina a financiar los gastos de mantenimiento, explotación, y en su caso construcción, de las instalaciones de saneamiento de la Comunidad Valenciana.

Se trata de un impuesto ecológico, ya que su fin es mejorar el nivel de conservación del medio ambiente de la Comunidad Valenciana. Este canon viene referido al volumen de agua consumida para usos domésticos e industriales, pudiendo diferenciarse en su determinación atendiendo a la clase de consumo, a la población y a la carga contaminante aportada al agua.

Su aplicación afecta tanto al consumo de agua procedente de red de abastecimiento a través de los distintos ayuntamientos o empresas suministradoras como a los suministros propios.

En el caso de consumos industriales, las empresas que marca que marca el Decreto 266/1994, están obligadas a realizar una Declaración de Producción de Aguas Residuales (modelo MD-301), en la cual deben declarar tanto sus consumos como la carga contaminante del vertido. Esto permite que cada empresa tenga su propio Canon de Saneamiento en función de la contaminación vertida.

La Declaración se ajustará de acuerdo al modelo oficial disponible en la página web de la Entidad de Pública de Saneamiento de Aguas EPSAR que se presentará acompañada de un informe de ensayo de todos los parámetros que marca la legislación. La toma de muestras y los análisis se deberán de realizar exclusivamente por un laboratorio homologado, entiendo como tal una empresa colaboradora de los Organismos de Cuenca en materia de control de vertidos.

En el caso de que las industrias sólo tengan vertidos de origen sanitario únicamente deberán aportar junto con la Declaración, un certificado emitido por técnico independiente sin necesidad de realizar el correspondiente análisis de vertido. La Declaración de Producción de aguas residuales deberá presentarse una vez cada cuatro años siendo el próximo año de presentación será en el 2010.

También se deberá presentar en el plazo de los tres meses siguientes al momento en el que se produzca una modificación de las circunstancias de producción de aguas residuales. El MD-301 deberá presentarse en Entidad Pública de Saneamiento de Aguas EPSAR.

Anuncios

Legionelosis: Peligros, prevención y soluciones

El calor crea la necesidad de que los aparatos de refrigeración estén a pleno rendimiento durante varios meses. Es entonces, cuando una bacteria llamadaLegionella empieza a brotar ahora en primavera y en verano principalmente.
La legionelosis es una enfermedad bacteriana que puede producir neumonía. Pudiendo llegar a convertirse en una enfermedad respiratoria leve o incluso lo suficientemente grave para causar la muerte.
Las bacterias de Legionella se encuentran naturalmente en el ambiente, generalmente en el agua. Éstas crecen con más facilidad en agua caliente, torres de refrigeración, tanques de agua, redes de fontanería, o partes de los sistemas de aire acondicionado de edificios grandes.
El peligro de esta bacteria no está en ingerirla, sino en respirarla, ya que sólo en el caso de que entre en el organismo a través de las vías respiratorias puede producir neumonía, y ello sólo es posible si previamente se han formado aerosoles, algo así como una pulverización del agua que se forma con facilidad en sistemas de riego, fuentes públicas, duchas, y por supuesto, sistemas de refrigeración. La inhalación de gotículas de agua contaminada y aerosolizada es el mecanismo de transmisión de la enfermedad más frecuente.
Para prevenir la legionelosis, la Administración a través del Real Decreto 865/2003 establece la obligación para cada empresa titular de un sistema de refrigeración darse de alta en el registro y pasar una serie de inspecciones periódicas realizadas por el área de salud. Por otra parte, existen laboratorios privados que realizan ensayos en aguas para determinar la existencia o no de la bacteria en fase previa a la inspección.
Una vez realizado el análisis por parte de la empresa, si el resultado ha sido positivo debe realizarse una limpieza y desinfección general de la instalación en la que se haya detectado Legionella y de todas aquellas instalaciones que utilicen la misma agua, o que estén formando parte del mismo circuito. Esta limpieza y desinfección debe hacerse lo más pronto posible, y siguiendo el procedimiento indicado por la legislación.
Es aconsejable que estas operaciones las realice una empresa especializada autorizada. Esto es obligatorio si se trata de torres de refrigeración, condensadores evaporativos, aparatos de enfriamiento evaporativo o humidificadores (instalaciones contempladas en el Decreto 173/2000).

Responsabilidad social corporativa

La Responsabilidad Social Corporativa(RSC) no es algo nuevo en la empresa española aunque sea en estos últimos tiempos cuando más se ha hablado de esta nueva concepción empresarial que engloba un conjunto de obligaciones y compromisos, legales y éticos, que se derivan de los impactos que la actividad de las organizaciones producen en el ámbito social, laboral y medioambiental.

Para ello la RSC deberá entenderse como un factor estratégico y una herramienta de gestión y control para materializar un compromiso con su entorno. La RSC deberá considerar en dicha estrategia a los grupos de interés (empleados, socios, clientes, comunidades locales, medio ambiente, accionistas, proveedores), contribuyendo a un desarrollo social y ambientalmente sostenible, y económicamente viable.
Las empresas, a partir del cambio desarrollado por estas en relación a sus actuaciones ambiéntales que ha pasado del mero cumplimiento de las exigencias de la normativa legal en materia ambiental a la integración del medio ambiente como una nueva área de decisión en la política de gestión de la empresa, deben dar el siguiente paso. Ese avance deberá ir orientado a la medición (auditoría), verificación o certificación y comunicación de sus resultados ambiéntales.
Las empresas que durante estos últimos años hayan hecho un esfuerzo significativo llevando a cabo actuaciones que les hayan permitido mejorar su comportamiento ambiental y reducir sus impactos deben considerar la comunicación de estos resultados a sus grupos de interés. Dicha comunicación puede realizarse a través de la elaboración y publicación de Memorias de Sostenibilidad. Actualmente para la redacción de dichas memorias se siguen los criterios de elaboración del Global Reporting Initiative (GRI). El GRI es una iniciativa creada en 1997 por la organización no gubernamental CERES (Coalition for Environmentally Responsible Economies) junto con PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente), con el apoyo de numerosas instituciones privadas, empresas, sindicatos, ONGs y otras organizaciones «con el objetivo de fomentar la calidad, el rigor y la utilidad de las Memorias de Sostenibilidad». Con una memoria de sostenibilidad, la empresa informa de qué hace y cómo lo hace en cuestiones medioambientales, además de económicas y sociales; y con ello evita el riesgo de que la imagen de la firma se vea asociada a una gestión de sostenibilidad deficiente y obtiene un valor añadido para las empresas, puesto que su publicación les otorga reconocimiento, buena imagen y reputación.

Convalidaciones medioambientales

Las cuestiones medioambientales afectan a todas las empresas, independientemente de que éstas sean grandes o pequeñas.
Actualmente se parte de una sociedad que, a través de los políticos, los grupos de presión, los medios de comunicación y las asociaciones de consumidores, se ha establecido que un buen comportamiento medioambiental, constituye un ingrediente fundamental del éxito medioambiental a largo plazo lo que ha dado lugar a que las empresas incluyan en su gestión la protección al medio ambiente.
En la Comunidad Valenciana se establece un procedimiento para la obtención de la certificación de la Convalidación medioambiental de inversiones destinadas a la protección del medio ambiente en el Impuesto de Sociedades. Las empresas que deseen acogerse a esta deducción deberán presentar ante la Administración una solicitud, previa de aprobación del plan o programa de inversiones, dirigido a la Dirección General de la Calidad Ambiental de la Consellería de Territorio y Vivienda, acompañada de una serie de documentación como es una copia compulsada de la autorización sustantiva o de funcionamiento de la industria o actividad; una Memoria suscrita por el técnico competente del proyecto de mejora ambiental que se prevé llevar a cabo.
Esta memoria deberá contener una serie de datos como son, una descripción técnica de la inversión, el periodo o año de ejecución así como el coste desglosado por el objeto de la inversión y las posibles subvenciones recibidas; una justificación de la mejora ambiental alcanzable, pudiendo estar acompañada de analíticas, auditorias o informes que acrediten las mejoras ambientales a ejecutar. Ejecutada la inversión, se presentará por el representante legal de la empresa, la solicitud de Certificación de Convalidación, junto con la documentación mencionada. Para obtener el certificado de convalidación ambiental se requieren convenios o acuerdos previos a la inversión con la administración competente en materia medioambiental para que ésta, una vez la instalación esté en explotación, expida la certificación de la convalidación.
Por lo tanto, se deberá hacer entrega también de un certificado original que acredite la adscripción de la empresa a alguna de las entidades que tengan suscritos convenios con la Administración competente, una copia compulsada de resoluciones de los Ayuntamientos donde radique la actividad o de concesiones de subvenciones otorgadas por organismos públicos o , alternativamente, aceptación previa del proyecto. El Certificado de Convalidación Ambiental deberá definir expresamente las instalaciones cuya validación se pretende a los efectos fiscales, ciñéndose exclusivamente a las instalaciones destinadas a la protección del medio ambiente.

Bienvenidos!!

Con estas breves líneas doy la bienvenida al blog de la empresa SERVYECO GRUPO. Esperando que se convierta un banco de recursos con el que podáis profundizar acerca de vuestras opiniones y podamos desde aquí solucionar todas vuestras dudas e inquietudes.
Para participar en el blog sólo hay que pinchar en “Comentarios” al final de cada artículo y escribir en el cajetín la respuesta o comentario que queráis hacer.
Desde Servyeco Grupo os iremos informando periódicamente acerca de nuestros proyectos e innovaciones, para que estéis enterados de todas las soluciones que podáis incorporar a vuestra empresa.
En la web de la empresa tenéis más información por si queréis realizar alguna consulta acerca de algún aspecto concreto.
A %d blogueros les gusta esto: